El GAC pretende provocar un proceso a través del cual retorna una práctica humana residual y que todavía parece tener significación: la acción comunitaria para el bien común.

El GAC promueve prácticas de arte colaborativo en la ciudad de Rosario, Santa Fe, Argentina. Surge en 2015 del encuentro entre estudiantes, gestores culturales y recicladores urbanos.

Acción cultural que inicia un ciclo - un re-ciclo - una re-vuelta - una vuelta de tuerca.

En los desechos urbanos asoma una montaña de cosas por hacer.

ARTE DE LO RESIDUAL
El GAC pretende provocar un proceso a través del cual retorna una práctica humana residual y que todavía parece tener significación: la acción comunitaria para el bien común.

El GAC no cree que un proyecto cultural pueda solucionar los problemas sociales (violencia, pobreza, marginación). El GAC no recicla romanticismos. El GAC acciona por una ecología política que asuma la voluntad de manejar colectivamente la relación con el medio ambiente.

Se puede reciclar en red con otras cooperativas de recicladores, con otras editoriales cartoneras, con otros colectivos que accionen por la cultura